Scotiabank en Puerto Rico (Pesca) A través del Correo Electrónico
Skip to page navigation Skip to main content.
English
Personal Comercial Acerca de Scotiabank
 

Pesca (Phishing) a traves del Correo Electronico

Pesca (o Phishing como se denomina en Inglés) es una modalidad de robo de identidad en la cual los delincuentes se valen del correo electrónico para conseguir con engaños que sus víctimas ingresen a sitios web falsos. Una vez que la víctima ha ingresado le piden que ingrese su información financiera y confidencial, como contraseñas, números de tarjetas de crédito, códigos de acceso o número de documento oficial de identidad. La manera más conocida de pesca (Phishing) es a través de un correo electrónico en el cual se le advierte a la víctima que algo grave puede ocurrir si no se conecta y actúa de inmediato.

Nunca respondas a correos electrónicos o documentos adjuntos abiertos ni accedas a enlaces sospechosos procedentes de instituciones acreditadas o remitentes desconocidos en los que se te pida información personal o financiera.

Recuerda siempre que Scotiabank jamás te enviará correos electrónicos no solicitados con peticiones de información confidencial como contraseñas, NIP, códigos de acceso o números de tarjetas de crédito o cuentas. Tampoco te pedira que validez o restablezcas la información de acceso a tu cuenta a través de un correo electrónico o ventana emergente.

Si después de hacer acceder a uno de estos enlaces proporcionaste información personal o si sospechas que ha existido un comportamiento fraudulento, contáctanos de immediato.

Aprende a reconocerlos:

Algunos correos electrónicos parecen auténticos porque contienen logotipos institucionales y diseños similares a los usados legítimamente por instituciones en sus comunicaciones. Su apariencia tan formal no despierta ninguna sospecha en los destinatarios, quienes pueden llegar a responderlos y ser víctimas de pérdidas financieras, robo de identidad y otros fraudes. Jamás respondas ni hagas lo que te pidan cuando recibas un mensaje por correo electrónico que:

  • Te solicite registrar información personal directamente en el mensaje electrónico o enviarla en línea.
  • Te amenace con cerrar o suspender tus cuentas si no proporcionas o confirmas tu información personal.
  • Denuncie que tu cuenta ha sido objeto de manipulación o fraude y te solicite registrar, validar o verificar la información sobre ella.
  • Indique que se han realizado cargos no autorizados en tu cuenta y te pida información sobre la misma.
  • Anuncie que el banco ha perdido información importante relacionada con la seguridad y necesita que actualices tus datos en línea.
  • Te pida digitar el número de tu tarjeta de crédito o tu contraseña, código de acceso o número de cuenta en un mensaje electrónico, ventana emergente, formulario o página web no segura.
  • Te pida confirmar, validar, verificar o actualizar la información sobre tu cuenta, tarjeta de crédito o actividad financiera.

Permanece alerta:

  • Sospecha de todos los correos electrónicos no solicitados o imprevistos que recibas, aun cuando parezcan provenir de un remitente confiable como Scotiabank.
  • Jamás accedas a un enlace dentro de un correo electrónico o ventana emergente para ingresar en un sitio. Digita o corta y pega la dirección URL en una nueva ventana del navegador.
  • Digita tu mismo la dirección del sitio web de Scotiabank para tener la seguridad de estar realizando la transacción con nuestro servidor. Para ahorrar tiempo, también puedes agregar la dirección URL a tu lista de Favoritos.
  • Jamás llames a un número que aparezca en un correo electrónico si sospechas que éste es fraudulento. Una nueva modalidad de pesca (Phishing) consiste en incluir un número telefónico falso en el mensaje electrónico. Cuando la víctima llama, una persona o contestador automático le pide información personal o sobre sus cuentas.
  • Si tienes relación con la empresa mencionada en el mensaje electrónico, consigue el número telefónico en una fuente confiable, como un estado de cuenta o la guía telefónica.
  • Actualízate. Lee y observa las Prácticas Informáticas Seguras con regularidad.

Cómo proceder con los correos electrónicos fraudulentos:

Si recibes un correo electrónico fraudulento, contáctanos. Te pediremos que nos reenvíes el mensaje. Al reenviarlo, no borres lo indicado en la línea del asunto ni alteres el mensaje en ninguna forma. Si después de acceder a ese enlace proporcionaste información personal o si sospechas que ha existido un comportamiento fraudulento, contáctanos de inmediato.