Scotiabank en Puerto Rico Prácticas de Seguridad Generales
Skip to page navigation Skip to main content.
English
Personal Comercial Acerca de Scotiabank
 

Practicas de Seguridad Generales

Tú eres responsable de proteger la seguridad de tu información personal. Además de las prácticas informáticas seguras que se explican a continuación existen otras prácticas muy efectivas que pueden ser muy útiles para preservar la seguridad de tu información.

Lo que debes hacer:

  • Mantenerte actualizado con los cambios tecnológicos y adoptar prácticas nuevas en materia de seguridad que vayan surgiendo.
  • Protege tu NIP (número de identificación personal) y contraseñas (de acceso a servicios en línea, telefónicos, cajeros automáticos, pago directo, inalámbricos). Para proteger tu dinero, es fundamental que mantengas tu NIP y tus contraseñas en secreto.
  • Memoriza tu NIP y contraseñas de acceso a TeleScotia y Scotia en Línea1. Adopta un NIP y contraseñas que no puedan ser descubiertos por otros y nunca los escribas.
  • No te confíes. Conoce bien con quién estás tratando y no comuniques tu información personal libremente. Averigüa por qué la necesitan y cómo se utilizará y después determina si corresponde proporcionarla. No comuniques información personal por teléfono, correo electrónico o Internet, a menos que ya hayas iniciado el contacto o conozcas con quién está tratando.
  • Destruye las tarjetas de crédito o de acceso a servicios bancarios que estén obsoletas o hayan vencido.

Utiliza el triturador de papeles para aquellos documentos que contengan información personal (p.ej. estados de cuenta bancarios).

  • Destruye copias al carbón y recibos que contengan números de cuenta o firmas.
  • Rompe o pasa por el triturador de papeles las ofertas de tarjetas de crédito pre-aprobadas a las que no hayas respondido.
  • Protege tu libreta tributaria1, las de tus hijos y las de otros miembros de tu familia evitando llevarlas en la cartera.
  • Lleva contigo el número mínimo indispensable de documentos de identidad y tarjetas. No lleves tu libreta tributaria1, pasaporte o partida de nacimiento a menos que los necesites.
  • Notifica de inmediato la pérdida o robo de cheques o tarjetas de débito o crédito.
  • Notifica al banco o denuncia a la policía cualquier actividad sospechosa.
  • Guarda cheques anulados, chequeras y estados de cuenta en un lugar seguro.
  • Recoge y revisa tu correspondencia periódicamente.
  • Revisa regularmente los estados de tus cuentas bancarias y tarjetas de crédito. Controla para cuándo debes esperarlos y si no los recibes en la fecha prevista (dejando un margen de tiempo razonable), consulta al banco o a la empresa correspondiente.
  • Firma tus nuevas tarjetas (de crédito y débito) cuando las recibas y activa de inmediato las tarjetas de crédito nuevas si te solicitan esta opción.
  • Enseña a tus hijos lo concerniente a comunicar tu información personal.

Lo que no debes hacer:

  • Responder a correos electrónicos no solicitados en los que te pidan información personal, como número de tarjeta de acceso a servicios bancarios, NIP de acceso a cajero automático, contraseñas de acceso a servicios bancarios en línea o telefónicos1, números de tarjeta de crédito, etc.
  • Descuidar tus tarjetas de crédito o de acceso a servicios bancarios y mantenlas siempre a la vista cuando las utilices.
  • Descuidar tus tarjetas en el trabajo (el centro laboral suele prestarse para el robo).
  • Enviar información confidencial por correo electrónico como números de cuenta, fecha de nacimiento, etc.
  • Dejar en cualquier sitio tu información personal (estados de cuenta bancaria).

1 Cuando corresponda.